El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de María José Campanario