Corinna actuaba en España como si estuviese respaldada por Zarzuela, según El Confidencial