La Corona marca distancias con los Duques de Palma