El defensor del pueblo andaluz podría tomar medidas contra Francisco Rivera