Tras el nacimiento del hijo de Chayo, el divorcio de Rosa y Amador es inminente, según Beatriz Cortázar