El duque de Huéscar y Eugenia niegan los problemas familiares