La Duquesa, enfadada con Francisco Rivera