El entorno de Jessica cree que Kiko actúa por venganza y solo quiere que vuelva a Sevilla