La Casa de Alba, a la conquista de los supermercados