La Familia Real es una familia rota unida sólo por su trabajo por la Corona y por España, según una amiga de la Infanta Elena