Fran Álvarez cree que el único que tiene derecho a hablar de su problema es él, según Aurelio Manzano