Francisco Rivera se muda a Sevilla y quiere que su hija se vaya a vivir con él