Joaquín Torres celebra en su casa la cena benéfica de la Fundación Isabel Gemio