Iñaki Urdangarín es una persona individualista y con deseos de aislarse, según un análisis grafológico