Irene, la novia de Kiko, ha creído a la amante de Kiko y está destrozada