Irene Rosales, tranquila y bien pagada en su debut como imagen de una dieta