Isabel Pantoja, asfixiada por las deudas