Isabel Pantoja, más delgada que nunca