Isabel Preysler y Vargas Llosa, de la mano en su presentación oficial en Nueva York