José Fernando acaba durmiendo en un banco tras un día de fiesta en Castilblanco