José Fernando, destrozado tras saber que no saldrá de prisión