José Fernando, el hijo díscolo de Ortega Cano