José Fernando, más relajado tras conocer la sentencia