Ortega sale del Victoria Kent sin la pulsera y tendrá que regresar a dormir al centro