Kiko Rivera consigue la custodia compartida, según Beatriz Cortázar