Kiko Rivera, sin bolos esta temporada