Lequio y María reaparecen, felices y sonrientes, tras el escándalo de Olvido