Letizia aprovecha un viaje del Príncipe para organizar una salida no prevista con sus amigas