Letizia, de incógnito en la Feria del Libro