Manuel Díaz y Manuel Benítez, sin reconciliación a la vista