María José ya ha leído su tesis en Oporto y Jesulín está muy orgulloso