La intervención y la evolución posterior de Miguel Boyer se han desarrolado de forma muy satisfactoria, según el parte médico