La operación de corazón de Ortega es necesaria pero no urgente, según Marisa Martín Blázquez