La meditación, el secreto del cambio de Ortega Cano en prisión