Ortega Cano y Rocío Carrasco, una relación rota