Los padres de Fran huyen de los medios