Paulina ha alegado ante el juez que su hijo había sido dañado físicamente a causa de la educación perjudicial del padre