Pep Santacana, el marido de Arantxa Sánchez Vicario, podría estar en bancarrota