Los médicos creen que el príncipe Friso no despertará del coma