Los Príncipes de Asturias celebraron su noveno aniversario en un restaurante italiano