Raquel Mosquera, ¿una montajista?