Al Rey le molesta que el Príncipe le gane en las encuestas, según Beatriz Cortázar