Los Reyes y los Príncipes reciben a las autoridades mallorquinas en la primera recepción oficial del verano