Rosa Benito se queda en blanco y su representante culpa a las cámaras