Rosa y Chayo cobran 6.000 euros por bolo