Toño Sanchís se enfrenta a la prensa grabándoles y llamando a la policía