Una biografía de Letizia Ortiz podría revelar datos que enturbiarían la imagen de la Princesa de Asturias