Iñaki Urdangarin se reúne con sus abogados durante su viaje relámpago a Barcelona