La carta que Alejandra envió a la policía para intentar alejar de ella las sospechas