La crónica de una entrega 'in extremis': los hijos de Juana y Francesco ya están con su padre